Viernes, 02 de enero de 2009
1. En las epístolas de los escritores del nuevo testamento existen algunos pasajes que hacen una clara referencia a la caída de Jerusalén. Si estos pasajes no son considerados en esta luz, el resultado será que los apóstoles estaban equivocados. Si los apóstoles estaban equivocados en sus predicaciones y escritos, entonces uno puede dubitar acerca de la inspiración. No hay forma de reconciliar la inspiración con los apóstoles estando equivocados acerca de la venida de Cristo.
2. Mateo 24, Marcos 13, y Lucas 21 dan una narración inspirada de la promesa de Cristo de venir en juicio sobre la Nación Judía.
3. Cuando los pasajes en las Epístolas son entendidos en esta luz, no hay problema.
4. La venida de Cristo en juicio sobre la Nación Judía estaba cerca, o se había acercado, cuando los apóstoles escribieron. Ciertamente no será difícil para uno interpretar estos pasajes contra el antecedente de que el Antiguo y Nuevo Testamento enseñan con respecto a la venida de Cristo en juicio sobre Jerusalén, cuando la única otra alternativa sería una interpretación que deba rechazar la inspiración de los apóstoles.
5. Estas son algunas connotaciones en Romanos de la Ii venida de Cristo. Por ejemplo: Leemos "Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos. La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz" (Rom. 13:11-12). Comprendo que Romanos 13:11 ha sido usado como argumento contra la imposibilidad de la apostasía, pero el contexto muestra que la salvación mencionada aquí no es la salvación del pecado, sino la salvación mencionada en Matei 24:14 de la destrucción de Jerusalén. Nótese algunas de estas cosas en estos versículos:
(a)- "... conociendo el tiempo ..." - ¿Cuál tiempo? Es el tiempo para la caída de Jerusalén hacia la cual apuntaban las señales de Mateo 24. "Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, CONOCED que está CERCA, a las puertas" (Mateo 24:33). El tiempo de Romanos 13:11 es el mismo tiempo de Mateo 24.
(b)- "... porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos" - ¿Cuál salvación? Es la salvación mencionada en Mateo 24:13 y 22. Considere también la palabra "cerca" o "más cerca" de Romanos 13:11. ¿Cuál salvación estaba cerca? La liberación de la caída de Jerusalén. Mateo 24:33 dice, "cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca ..." ¿Qué estaba cerca? Toda la discusión en Mateo 24 hasta el v.34 es con referencia a la caída de Jerusalén. La salvación de Romanos 13:11 que estaba cerca es la salvación de Mat. 24 y no la salvación eterna y final del alma cuando no habrá más tiempo.
(c)- "... y se acerca el día ..." - ¿Cuál día? Este no puede referirse al retorno personal o físico de Cristo en vista de que Su retorno personal no estaba cerca cuando Pablo escribió su carta. ¿Deberíamos concluir, como hacen algunos, que Pablo estaba equivocado acerca del retorno personal de Cristo? No podemos aceptar esta conclusión si aceptamos la inspiración verbal de la Biblia. Yo acepto su inspiración verbal. El día de la destrucción de Jerusalén estaba cerca. Esto armoniza con otro pasaje, con el antecedente de la enseñanza de Mateo 24, y la inspiración del apóstol Pablo. "... sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca" (Hebreo 10:25). ¿Cuál día se acercaba? - "... cuando veáis todas estas cosas ..." (Mateo 24:33). Cuando ellos vieron todas estas cosas, vieron el día acercándose. El día de Hebreos 10:25 era el día de Romanos 13:12 - la caída de Jerusalén. Romanos 16:20 es otro pasaje en esta Epístola que apunta a la caída de Jerusalén.
(d)- Leamos Romanos 16:20 - La caída de Jerusalén es un símbolo de la derrota final de la impiedad y del derribamiento de Satanás. Los ayes de Mat. 23 son los pronunciamientos de Cristo del juicio sobre una nación incrédula. En Romanos 16:20, Pablo anteve la caída de Jerusalén y describe esto como la caída de Satanás: "Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies ..." Nótese que Pablo dice que esto sucederá "en breve". Si Pablo era inspirado, y no hay "si" acerca de su inspiración, esta declaración no puede referirse al retorno final y personal de Cristo. El dijo que Dios aplastaría a Satanás en breve. La palabra "en breve" significa "con precipitud, rápidamente". La palabra "aplastar" significa "quebrar, hacer pedazos". De esta manera, el Judaísmo como un agente de Satanás al tratar de derrotar la iglesia, sería derrotado a pesar de los vanos esfuerzos del Judaísmo por mantenerse vivo y afirmar ser la religión ordenada por Dios. Esto desciende hasta la derrota en la caída de Jerusalén. Fue derrotado para no levantarse mas. Si, aún hay Judíos vivos. Pero el Judaísmo está muerto y sepultado. Fue sepultado cuando Jerusalén cayó en el 70 D.C. La derrota del Judaísmo es un símbolo de la derrota final del impío cuando no habrá mas tiempo. Tan cierto como el Judaísmo cayó para no levantarse mas, cuando Jerusalén cayó, también es seguro y cierto, que el impío terminará en derrota para no levantarse mas cuando Cristo regrese. El aplastamiento de Satanás y la caída de Jerusalén son la descripción de su ruina final cuando Cristo regrese.

Tags: Romanos

Publicado por UniversidadUPC @ 21:25
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios