Viernes, 02 de enero de 2009
1. Dice 1 Tesalonicenses 5:1 "Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. 2Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche.
2. Observa que las palabras tiempos y ocasiones se relacionan con el día del Señor. Los tiempos tienen que ver con los períodos cronológicos que habían de pasar en el primer siglo antes de la manifestación del día del Señor. Lea el estudio "Cual fue el día del Señor". El día de Señor fue Su propia venida. Fue la venida en un día y ese día fue del Señor. Las ocasiones tienen que ver con los acontecimientos que se estaban dando dentro de esos tiempos antes de la venida del Señor en juicio sobre toda la nación de Israel. Ya no hay más venidas en juicio porque Dios ya trató con Israel. Su venida en juicio ya fue historia. El Israel según la carne ya fue historía. Ahora Dios trata con el Israel según el espíritu, el vigente, el actual. El que es uno con Dios a eternidad.
3. Pablo dice que "viene" pero a ese "día" en el primer siglo nadie le supo la hora, Marcos 13:32 dice "Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre. El conocedor de ese "día" fue el Padre y ese "día" ningún hombre o ángel del primer siglo lo conocía proque a nadie se lo había revelado.
4. Toda fecha, día y pronóstico dado por apóstoles modernos y profetas de diferentes religiones actuales está fuera de tono y de línea. Tales días son una una falsedad. El V:33 dice "Mirad, velad y orad; porque no sabéis cuándo será el tiempo. Si las iglesias y apóstoles del primer siglo hubieran sabido "el día del Señor"; ciertamente no hubieran necesitado "velar y orar", pero ellos necesitaron velar y orar porque ese día nadie lo conocía. Ahora no necesitamos ni velar ni orar por ese día; porque es día ya es historia, es períodico de ayer, es fecha vencida.
5. El día del Señor fue un día que estuvo guardado en lo secreto del Padre. Si estuvo en el "secreto" del Padre es porque ese día podía venirles a ellos súbitamente, sin que ninguno lo supiera de antemano.
6. En 1 Tesalonicenses 4 se les escribió a los fieles en Tesalonica acerca de la venida del Señor para consolarlos y animarlos; pero en el capítulo 5 se les mencionó la venida del Señor para advertirles a ellos del juicio inminente conocido como "ladrón en la noche".
7. Esa destrucción repentina les vendría como llega un ladrón en la noche ¿Cómo? De sorpresa, sin pre-aviso. ¿Por qué Pablo menciona la metáfora "ladrón en la noche"? Porque esa destrucción sería un suceso inesperado. El día del Señor es el día de la destrucción repentina sobre el mundo de Palestina que supuestamente estaba proclamando "paz y seguridad".
8. La destrucción repentina fue una manifestación de juicio, Pablo dice en 2 Tesalonicenses 2:3 "Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición. Observa que el día del Señor estaba relacionado con la apostasía y la manifestación del hombre de pecado que ya estaba caminando en el primer siglo, y estas dos cosas se verián antes del día del Señor.
9. El Anticristo del primer siglo (no de nuestros siglos)(Hoy no hay anticristos bíblicos, lo que hay es un poco de estupidos que para llamar la atención se autodenomina "anticristos") pero el anticristo del primer siglo-el original-metería al mundo en una pseudo paz y en una pseudo o falsa seguridad; pero vendría Cristo y les traería destrucción repentina (juicio) "Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que Su destrucción ha llegado"..."Porque estos son días de retribución, para que se cumplan todas las cosas que están escritas (Lucas 21:20,22). Pablo dice que esa destrucción vendría en dolores como la mujer encinta. Tú sabes que una vez que un dolor comienza, no se puede eludir. Lo que Pablo recalca con lo de la destrucción repentina, no es el dolor en sí sino lo repentino de la destrucción y lo implacable de ese día que sería de neta destrucción.
10. Pablo dice que ese mundo en la Palestina del primer siglo decía "paz y seguridad", pero no escaparían de la destrucción repentina, ni tampoco escaparían de la manifestación del Anticristo, ¿Por qué se le llamó Anticristo? Porque se manifestaría en ese siglo un hombre sin ley, un hombre de pecado, un rey sin ningún temor de Dios y sin Dios. Ese rey se hizo asimismo ley y Dios. A los emperadores de le honraron como "Dioses" o "Deidades". Entonces el Anticristo-rey blasfemaría y engañaría a sus súbditos bajo su gobierno en el primer siglo. Pero dicho anticristo al destruir sería igualmente destruido.
11. ¿Por qué se le llamó hijo de perdición? Porque fue un hijo de la noche y de la oscuridad (1 Tesalonicenses 5:5). Uno es la producción de algo o de alguien. El Anticristo fue un rey de la noche, un gobernador de las tinieblas de este siglo (primer siglo), porque lo parió la noche y fue un indicio de su naturaleza pecaminosa y de su destino maligno de tinieblas.
12. ¿Por qué se perdería? Porque sus propias acciones lo condenarían, observa que en el 2 Tesalonicenses 2:4 el se opone a todo lo que se llamó Dios en el primer siglo, y fue objeto de culto, y se sentó en el templo de Dios como Dios. Estos pasajes no estaban hablando de nuestros siglos sino de ese siglo en que Pablo y las iglesias vivían. Por eso es que hoy en día existe tanta falsedad en asuntos de escatología, porque tales maestros que se dicen ser teologos se salen del contexto exegetico y de su trasfondo historico. El Anticristo bíblico ya es historia.
13. Históricamente (Daniel 11:36) como Anticristo se sentó en el templo de Jerusalén como si fuera Dios; pero escatológicamente el primer siglo el Anticristo (los opositores) se sentarían en el templo de Dios como Dios. En este momento el templo de Dios no está físicamente en Jerusalén ni en ningún otro lugar de la tierra. En Jerusalén sólo existe como recuerdo el muro de lamentaciones. Dios hoy y ahora no tiene templo físico hecho por manos de hombres (Hechos 17:24). Hoy y ahora el templo de Dios está en tu espíritu (2 Timoteo 4:22).
14. Apocalipsis 21:22-24 dice que no hay templo en la Nueva Jerusalén, porque Dios y el Cordero son su templo. La Nueva Jerusalén es la Iglesia como la esxpresión del reino de Dios y tú eres la morada eterna o el templo celestial de Dios.
15. La Iglesia no tiene ningún templo religioso. Ella misma es templo. El templo donde iban los israelitas para hacer la adoración, se acabó en el año 70 d.C. Nosotros los moradores de la Nueva Jerusalén adoramos a Dios en espíritu y en verdad, y no tenemos que ir a Jerusalén para adorar a Dios en un muro de lamentos; porque Dios mora en nosotros estando en Cali o en Miami, y estamos en culto eterno a Dios a través de nuestro espíritu regenerado. Ya somos Uno con él en vida.
16. El día del Señor entonces les vino para destruir repentinamente al famoso templo judío en el año 70 d.C. de nuestra era cristiana. La expresión "como ladrón en la noche" fue metaforica. Ya nadie después del 70 viene como ladrón en la noche. Esa noche ya pasó. Ese ladrón "destrucción" repentina ya vino.

Tags: Ladrón

Publicado por UniversidadUPC @ 20:57
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por luiscorvo
Lunes, 06 de diciembre de 2010 | 20:46

Queridos hermanos,