viernes, 02 de enero de 2009
1. Leemos en Apocalipsis 1:10 "Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta"
2. El día del Señor en Apocalipsis no fue el sábado ni tampoco el domingo; porque ese día estuvo referido no a un día de 24 horas sino a un día de juicio, que a partir de ese día se establecería un nuevo mundo y orden espiritual de Dios.
3. El día del Señor fue un día de destrucción. Estaba profetizado en Joel 2:11 que vendría el día de Jehová grande y muy terrible, donde nadie podría soportarlo. Apocalipsis 6:17 dice "porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?". Amós 5:8 dice "¡Ay de los que desean el día de Jehová! ¿Para qué queréis este día de Jehová? Será de tinieblas, y no de luz". Hasta ahora, tenemos que el día del Señor era grande, terrible, de ira, y de tinieblas.
4. Zacarías 14:1 dice "He aquí, el día de Jehová viene, y en medio de ti serán repartidos tus despojos. 2Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén; y la ciudad será tomada, y serán saqueadas las casas, y violadas las mujeres; y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, mas el resto del pueblo no será cortado de la ciudad". Observa que el día de Jehová fue una venida contra Jerusalén, donde Dios reuniría a los ejércitos de todas las naciones para combatir contra Jerusalén y ser tomada. Entonces, día del Señor era para Jerusalén y los habitantes de esa ciudad iban a conocer a ese día como grande, terrible, de ira y de tinieblas.
5. ¿Qué le dijo Jesús a sus discípulos estando con ellos en el monte de los Olivos y teniendo a la vista al templo y a Jerusalén en Lucas 21:20,22? Les dijo que cuando vieran a Jerusalén rodeada de ejércitos, conocieran que su destrucción le había llegado, porque esos días sería de retribución, para que se cumplieran todas las cosas que están escritas.
6. Jesús también le dijo a los fariseos en Lucas 19:39-44 que vendrían días sobre Jerusalén en que sus enemigos la rodearían con vallado, la sitiarían por todas partes, la estrecharían y la derribarían a tierra y a sus hijos dentro de la ciudad, y no dejarían piedra sobre piedra, por cuanto Jerusalén aunque fue visitado por la salvación del Mesías no conocieron el tiempo de su visitación.
7. Entonces, el día del Señor era la destrucción de Jerusalén, pero observa que ese día del Señor tenía unos días anteriores que iban a ser de retribución a Jerusalén, ¿Por qué? Porque Mateo 23:35-38 dice que Dios iba a pagarle a Jerusalén por toda la sangre justa derramada desde la sangre de Abel, porque era la ciudad que mataba a los profetas que le eran enviados y su casa o templo sería dejado desierto.
7. El "día del Señor" se cumplió con la destrucción de Jerusalén, durante esa misma generación, porque Lucas 21:32 dice "De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca". En Lucas 17:22 leemos que el Señor comparó el "día en que el Hijo se manifieste" con el día en que Noé entró en el arca y en que el día que Lote salió de Sodoma y también dijo en el V:31 "En aquel día, el que esté en la azotea, y sus bienes en casa, no descienda a tomarlos; y el que en el campo, asimismo no vuelva atrás".
8. Ese día era para huir, porque venía encima la destrucción. 1 Tesalonicenses 5:2 dice "Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; 3que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán". Pablo profetizó para aquella su generación, que el día del Señor vendría como ladrón en la noche. Fíjate, que el día como ladrón en la noche era para destrucción repentina donde no había escape.
9. Jesús le dijo a sus discípulos en Lucas 21:35 "Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra. 36Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre". El día del Señor para toda la nación de Israel en Jerusalén y en Judea era grande, terrible, de ira, de tinieblas, de destrucción y ahora sería como un lazo que vendría sobre toda la faz de la tierra de Palestina, donde el Señor les advierte a sus seguidores que velen y que oren en todo tiempo para que sean tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrían sobre Palestina, y dignos de estar en pie delante del Hijo del Hombre o delante de ese día.
10. Por eso, Pablo le dice a los santos en Tesalónica en 1 Tesalonicenses 5:4 "Mas vosotros (a los tesalonicenses no a nosotros), hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda (a ellos no a nosotros) como ladrón" en la noche que cuando digan paz les vendría la destrucción repentina. Por eso, el autor de Hebreos 10:31 dice "Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo".
11. Por tanto, no "durmamos" (que significa "estar atentos") como los demás, sino que "velemos" y "seamos" sobrios, 1 Tesalonicenses 5:6. Si estos versículos no hubiesen sido escritos para los tesalonicenses (sino para nosotros hoy en día) no tuviese ningún sentido para ellos, porque para que Pablo los pone a velar y mantenerse sobrios, sino eso no era para ellos.
12. Entonces, el día del Señor era inminente para Pablo y las iglesias del primer siglo, ese día estaba para cumplirse dentro del marco de aquella generación, por eso, les dice en el V:9 "Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo" Esto hubiera sido una gran burla de Pablo si estas palabras se hubieran escritos para nosotros los del siglo XXI.
13. En 1 Corintios 5:5 después de que el espíritu de Pablo juzgó el caso del fornicario de la iglesia en Corinto, les dice "el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús". El día del Señor a parte de ser un día de juicio también era un día de salvación, espíritus salvos en el día del Señor Jesús.
14. ¿Qué sucedió con todos los creyentes del primer siglo cuyos espíritus fueron salvos en el día del Señor en el año 70 d.C.? Apocalipsis 14:13 dice "Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen". Entonces, ¿Qué sucedió? Qué el día del Señor para ellos fue día de bienaventuranza; fue el día más feliz para ellos, porque murieron en el Señor para el día del Señor.
15. ¿Por qué fueron bienaventurados? Porque después de la gran tribulación todo creyente que murió no pasó por el hades, sino que fue resucitado inmediatamente al momento de su muerte y entró en el reino eterno de Dios. A partir del cumplimiento del día del Señor, ya nadie duerme en el hades, la persona que muere va inmediatamente al reino, a ser uno con Dios a eternidad. Esta es la gran bienaventuranza.
16. Ahora, observa lo que Pedro usando un lenguaje altamente metafórico le dice a los judíos cristianos del primer siglo en 2 Pedro 3:10 "Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas". Aquí tenemos otro aspecto importante del día del Señor, ¿Cuál es? El cual los cielos pasarán con grande estruendo y los elementos de la tierra ardiendo serán deshechos y las obras que en ella hay serán quemadas.
17. En el día del Señor algo iba a pasar, a cesar, a claudicar, a cerrarse definitivamente, ¿Qué era? Jesús en Mateo 5:18 lo dijo "Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido". Observa que Jesús relacionó el pasar del cielo y de la tierra con el pasar de la ley una vez que todo se hubiera cumplido. El pasar del cielo era lo mismo que el pasar de la ley o del viejo pacto
18. La ley estuvo vigente con el templo para los judíos hasta el año 70 d.C. ellos estaban viviendo bajo ese cielo y tierra de la ley. Ellos estaban en la jota y en la tilde de la ley. Pero Jesús dijo que hasta que pasen el cielo y la tierra no pasaría ni una jota y tilde de la ley hasta que todo se haya cumplido.
19. El día del Señor cumplió con todo eso. El día del Señor en el 70 y los cielos pasaron con grande estruendo y las obras de la tierra fueron quemadas y los elementos ardiendo fueron deshechos. Pero, ¿Qué tierra? Los futuristas piensan que es la destrucción literal del planeta tierra. Pero Pedro no estaba hablando del planeta sino de la tierra de Israel que estaba bajo el predominio de la ley
20. Estaba profetizado en Isaías 2:12 dice "Porque día de Jehová de los ejércitos vendrá sobre todo soberbio y altivo, sobre todo enaltecido, y será abatido", ¿De cuáles soberbios está hablando Isaías? El V:1 dice "Lo que vio Isaías acerca de Judá y de Jerusalén. El V:3 dice "Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová"
21. ¿Cuándo vendría el Señor a castigar a todo soberbio de Judá y de Jerusalén? El V:21 dice "...cuando se levante para castigar la tierra", ¿Cuál tierra? Isaías 3:1 señala a la tierra de Judá y de Jerusalén. En el V:8 se profetiza la caída de Judá y de Jerusalén. En el 14 dice que Jehová vendrá a juicio contra los ancianos de su pueblo y contra sus príncipes.
22. El juicio del día del Señor era para disolver los "elementos" y las "obras" en la tierra de Israel en Judá y en Jerusalén. 2 Pedro 3:12 dice "esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!"
23. Fíjate, que la venida del día de Dios era para disolver, deshacer, fundir o quemar los elementos de Israel. La palabra "elemento" es del griego stoicheia que traduce "rudimentos". Entonces, Pedro cuando utiliza el término "elementos" no está hablando de los átomos, ni de los componentes materiales del planeta tierra, sino de "rudimentos religiosos", porque la referencia es a "preceptos" y no a cosas física o materiales.
24. Entonces, Pedro no hace referencia alguna a la , sino a la destrucción de los "preceptos judaicos" a los "rudimentos" del viejo mundo judío o judaísmo. Ya Pedro venía advirtiéndoles desde 1 Pedro 4:7 a los expatriados, "Ya se acerca el fin de todas las cosas; sed, pues, sobrios, y velad en oración".
25. Pedro escribió su carta aproximadamente en el año 69 d.C. y ¿Qué estaba esperando? 2 Pedro 3:13 "Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia". ¿Cuándo aparecieron esos cielos nuevos y esa tierra nueva donde mora la justicia? Aparecieron en el día del Señor.
26. Entonces, concluimos, que el día del señor que vio Juan en Apocalipsis 1:10 no fue otra cosa que el día de la venida del Señor en juicio al pagano Israel del año 70 d.C., en donde la tierra de Judea vivió la más grande calamidad, donde los sacerdotes levitas vieron la caída del templo, donde el sanedrín judío vio el fin del judaísmo, y la ciudad de Jerusalén fue enteramente quemada y los elementos de su religión fueron deshechos, sus riquezas fueron robadas y a partir del cumplimiento del día del Señor el reino de Dios les fue quitado a Israel y le fue dado a gente que produjera los frutos de él (Mateo 21:43).
27. No esperes otro día del Señor, porque ya vino en el año 70 d.C. La venida del día de Dios ya se cumplió en Israel y ahora, estamos bajo el gobierno de un cielo nuevo y tierra nueva donde mora la justicia perdurable. Estamos en cumplimientos. Estamos reinando en vida y libertad y de aquí a la eternidad. Disfrútate a Dios en su amor incondicional.

Tags: Día del Señor

Publicado por UniversidadUPC @ 20:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios