viernes, 02 de enero de 2009
1. Dice Mateo 3: 11,12 "Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego. 12Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará".
2. Observa que en este sólo versículo hay tres bautismos: El bautismo en agua; el bautismo en Espíritu santo; y el bautismo en fuego. Bautizar es sumergir y estas palabras se las dijo Juan a los fariseos y saduceos. Ellos iban a ser sumergidos o en agua, o en Espíritu o en fuego. El bautismo en agua fue administrado por Juan a los judíos. El bautismo en agua fue dado por Juan a Jesús. Pero el bautismo en fuego fue administrado por Jesús a Israel.
3. El propósito del bautismo en agua de Juan fue preparar la manifestación de Cristo a Israel, Juan 1:31 "Y yo no le conocía; mas para que fuese manifestado a Israel, por esto vine yo bautizando con agua" y también fue para preparar a Israel para recibir a Cristo Lucas 1:17 "...para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto" y todo eso implicó el bautismo en agua para los judíos, pero ¿Qué hicieron los judíos? Juan 1:11 dice "A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron".
4. El bautismo en agua, en Espíritu santo y fuego fue un mensaje predicado para los fariseos y saduceos, observa que el V:7,8 dice que ellos venían al bautismo de Juan en agua, pero Juan les decía: ¡Generación de víboras ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera, generación de víboras? Haced frutos dignos de arrepentimiento. Una víbora es una serpiente venenosa. Estos fariseos y saduceos creían que eran salvos porque eran descendientes o linaje de Abraham, pero Juan les dijo que Dios podía de las piedras, levantar hijos a Abraham. ¿Cuál era el error que tenían los fariseos y saduceos? Qué creían que eran salvos por descendencia natural, pero usted sabe que somos salvos es por nacimiento espiritual (Juan 3:5,6) por gracia por medio de la fe (Efesios 2:8,9).
5. Juan les dijo a los judíos que "Dios podía levantar hijos a Abraham de las piedras", ¿De que piedras estaba hablando Juan? De los gentiles. Aunque los gentiles <eran piedras sin vida eterna>, estaban destinados por Dios a llegar a ser hijos de Abraham por medio de la fe en Cristo. Pablo dice en Gálatas 3:7 que los <que son de fe, éstos son hijos de Abraham>. ¿Qué eres tú ahora por la fe en Cristo? Eres una ¡piedra viva!. Entonces, Dios si pudo levantar hijos de las piedras (gentiles).
6. Observa que en Mateo 3:10 Juan le dice a los Fariseos y Saduceos que sobre ellos <está puesta el hacha a la raíz de los árboles> porque todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego". Fíjate bien, que por tres veces Juan menciona la palabra <fuego>. Hay fuego en el V:10; fuego en el V:11; fuego en el V:12. Los árboles son tipología de hombres y el fuego es tipo de juicio o destrucción como el caso de Sodoma y Gomorra. El fuego estaría en la raíz de los judíos.
7. Juan describe a los fariseos y saduceos como árboles y como víboras y para ambos le menciona el <fuego>. El <hacha> estaría puesta en la cabeza de la víbora y el fuego estaría puesto en la raíz del árbol. Juan fue un predicar de <hacha> y <fuego> para los fariseos y saduceos incrédulos al Mesías. Juan les predica que Jesús es el bautismo para ellos en Espíritu santo y fuego. En Mateo 3:8 les dice que el <fruto digno de arrepentimiento> de los fariseos y saduceos es lo que harías posible que ellos recibieran el bautismo en Espíritu santo (salvación) o recibieran el bautismo en fuego (juicio).
8. Si los fariseos y saduceos se arrepienten, entonces, el Señor pondría sobre ellos el Espíritu; pero si seguían como cría de víboras, El los bautizaría en fuego, juicio que se dio en el año 70 d.C. en la destrucción del templo y de Jerusalén. El <fuego> aquí no son las lenguas pentecostales, ni los brincos carismáticos, ni la algarabía, sino que el juicio en este contexto es <bautismo en juicio de perdición>. El bautismo en Espíritu es para vida eterna, pero el bautismo en fuego es para perdición eterna. Malaquías 4:1 nos hace una clara descripción del poder del fuego o juicio y dice "Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama. En el año 70 d.C. no hubo ni raíz ni rama en pie. Todo fue horno ardiente y todos los judíos fueron la estopa de ese horno que los abrazó en destrucción por su soberbia y maldad.
9. El fuego también implica la idea de una prueba.1 Pedro 3:12 dice: "Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido...". Para los discípulos ya se estaba moviendo el fuego en aspecto de prueba; pero para los judíos incrédulos ese fuego era en aspecto de destrucción. Observa lo que haría el fuego en Mateo 3:12 "Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará. El bautismo en fuego quemará la paja de los fariseos y saduceos.
10. Observa que el bautismo en Espíritu recogería y el bautismo en fuego quemaría. El hombre trigo seria recogido en el granero y el hombre paja seria quemado en el fuego. El trigo (creyente del Mesías) tiene vida por dentro, pero la paja (incrédulo al Mesías) no tiene vida. El trigo es tipificado por los hombres con vida eterna, y la paja es tipificada por los hombres sin vida. Estos hombres sin vida serían los árboles con el hacha encima de su propia raíz. El mensaje de Juan puso a los fariseos y saduceos entre la espada y la pared: O son trigo con vida eterna o son paja sin vida eterna. Los que son trigo serían bautizados en Espíritu para el reino, pero los que son paja serian bautizados en fuego de juicio para estar fuera del reino. Juan dice que el "Aventador está en su mano y limpiará la era". Un <aventador> era una especie de pala dentada de madera, que se usaba para arrojar el grano al viento después de trillarlo, para asegurar el tamo. Los campesinos llevaban su grano a la era y lo aventaban al aire, la paja que caía al suelo, la quemaban y el trigo lo guardaban en el granero. El aventador es para sacar la paja y para que quedara el trigo. Observa que el <granero> tipifica el reino, ¿Qué es lo que debe haber en el granero del reino? Debe haber trigo y no paja. En el reino todos somos trigo.
11. El bautismo en fuego de Mateo 3:12 fue la clara indignación de Dios por el pecado que cometió Israel al rechazar a Jesús como Su Mesías. Hebreos 10:26-31: "Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, 27sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios...30Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. 31¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!" . Pecar voluntariamente era dejar de congregarse en las reuniones del cristianismo. Los creyentes hebreos habían sido instruidos a abandonar el judaísmo y permanecer bajo el nuevo pacto de la gracia. Si ellos hubieran dejado de congregarse en las reuniones del cristianismo en aquellos días, habrían regresado al judaísmo. A los ojos de Dios este proceder de los creyentes hebreos habría producido un "pecado voluntario", ya que habría sido cometido después y a consciencia de haber recibido el conocimiento del nuevo pacto de la gracia, después de saber los creyentes hebreos que Dios había abandonado al judaísmo, que fue estructurado según el antiguo pacto de la ley, y había iniciado un camino nuevo y vivo por el cual se podía acerca el judío conforme al nuevo pacto. A esos creyentes hebreos si hubieran hecho ese retroceso, (dejar las reuniones del cristianismo y regresar al judaísmo), ciertamente, ya no les quedaría más sacrificio por los pecados de ellos en la economía de la gracia de Dios, porque todos los sacrificios del viejo pacto ya habían sido completamente reemplazados por el único, solo y perfecto sacrificio de Cristo en la cruz. Con su proceder (de regresar) hubieran anulado el nuevo pacto en sus vidas; hubieran pisoteado la sangre del pacto; hubieran afrentado al Espíritu de gracia; y pisoteado al Hijo de Dios, ¿Qué les quedaba? Caer en manos del Dios vivo en el bautismo de fuego, caer en el pago del Señor, y horrenda expectación de juicio y hervor que en el año 70 d.C. devoró a los adversarios. Esta fue una advertencia que los creyentes hebreos tuvieron muy en cuenta para no caer dentro de ese bautismo en fuego que ocurrió históricamente en el año 70 d.C.

Tags: Bautismo

Publicado por UniversidadUPC @ 16:46
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios