Viernes, 02 de enero de 2009
1. Dice Mateo 24:29 "E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas".

2. Entre el comienzo de su ministerio público en el año 30 d.C. y su muerte a los 3 años y medio, el Señor Jesús profetizó que la generación (30-40 d.C.) (Mateo 24:34) iba a experimentar la destrucción del templo y de Jerusalén como ocurrió en el año 70 d.C. y esa generación vería caer a las tres potencias de los cielos: Luna, sol y estrellas y verían la remoción de las cosas movibles, para que quedarán desde su generación hacia acá las inconmovibles (Heb 12:27)
3. El Señor Jesús utiliza un lenguaje altamente figurativo para describir la caída del predominio del judaísmo con su templo y ciudad santa. Esto iba a ocurrir inmediatamente después de la tribulación de aquellos días (no de los nuestros, sino de aquellos días). Las estrellas en la Biblia son un símbolo de gobiernos, supremacías, posiciones, principados, potestades y autoridades.
4. El Señor Jesús hace referencia a la caída de las potestades o autoridades del judaísmo en su generación, porque el 34 dice "De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca", entonces, la tribulación y la caída de esas estrellas iban a caer dentro de esa generación.
5. El sol obscurecido, la luna sin resplandor, y las estrellas caídas y sus potencias conmovidas o temblando, es el mismo lenguaje que hablando Jesús para la caída de Jerusalén, es el mismo que usa Isaías para la caída del liderazgo político de Babilonia en Isaías 13:9-13, porque dice el V:1 que es profecía sobre Babilonia.
6. Los luceros no dan su luz; el sol oscurecido; la luna sin resplandor y la tierra movida de su lugar en la indignación de Jehová no fue en los días de Isaías el fin literal del mundo, sino el fin predominante de Babilonia. Este lenguaje de luceros, sol, luna y tierra removiéndose es un lenguaje figurativo tocante a la nación de Babilonia.
7. Cuando la Biblia utiliza este lenguaje altamente figurativo siempre lo hace para referirse a juicio sobre cosas y naciones terrenales para dejar de existir y darle paso o entrada a un nuevo orden social, político o religioso.
8. Semejante juicio y utilizando las mismas figuras de cielos disueltos, Isaías 34:4,5 se profetiza la caída de Edom como se cae la hoja de la parra y la hoja de la higuera.
9. El profeta Jeremías utilizó las expresiones "enluto de la tierra; cielos arriba oscurecidos; collados destruidos y monte temblando, para describir en Jeremías 4:23,24,27,28,16 un destacado juicio de sobre Jerusalén.
10. En Ezequiel 32:7,8,2 el profeta usa el mismo lenguaje de Jesús, de Isaías, de Jeremías hablando de cubrir los cielos; entenebrecer sus estrellas; nublan el sol, luna sin luz y tierra en tinieblas, para describir por medio de estas figuras, la caída del Faraón rey de Egipto.
11. Joel hablando del juicio sobre los moradores del monte de Sion en Joel 2:1,2,10,11 también valiéndose del lenguaje figurativo: día de tinieblas y de oscuridad; día de nubes y de sombra; tierra temblando; cielos estremecidos; sol y luna y estrellas sin resplandor habla de la caída dispensacional de Judá en sus días.
12. En Hageo 2:6,21 Dios promete hacer temblar los cielos y la tierra y el mar, refiriéndose a un juicio temporal sobre Judá de donde era gobernador Zorobabel.
13. En Daniel 8:9,10,12 el profeta Daniel hablando del poderoso "cuerno pequeño" (Antíoco Epífanes), fue una potestad que "...echó a las estrellas por tierra, y las pisoteó". Este "cuerno pequeño" o líder poderoso y arrogante fue instrumento en las manos de Dios para administrar juicio contra los nobles de Israel en el 165 A.C. que fueron sus jueces, líderes, sacerdotes, escribas y ancianos.
14. Por lo tanto, el Señor Jesús en Mateo 24:29 toma las mismas imágenes usadas por los profetas del antiguo testamento: "estrellas cayendo, sol y luna oscureciendo y potencias conmoviéndose o siendo removidos de su lugar o posición de preeminencia. Jesús se estaba refiriendo a la caída de todo el sistema del judaísmo con su liderazgo, (grandes líderes políticos y religiosos de Jerusalén en alta posición), evento que se dio en el 70 d.C. de nuestra misma era. Las "potencias de los cielos" representa la caída de los líderes principales judíos que perdieron su identidad y rango de tribu en la destrucción de Jerusalén. El sol y la luna probablemente representan la luz religiosa judía. La caída de las estrellas a los setenta miembros del Sanedrín y otros nobles judíos siendo removidos de sus altas posiciones de autoridad religiosa.
15. Si Mateo 24:29 fuera un cumplimiento literal, entonces, un oscurecimiento literal del sol también implicaría un oscurecimiento literal de la luna y es difícilmente concebible que aún una estrella pudiera caer sobre la tierra, ¡en vista de que cualquiera de ellas es mucho más grande que la tierra! Y muy ciertamente, la maciza luna no podría desafiar la ley natural y convertirse en sangre líquida, como lo profetizó Joel. Por tanto, el pasaje no puede ser tomado literalmente, en el sentido de oscurecimiento o de una destrucción terrenal.
16. Paralelamente a Mateo 24:29 está en Lucas 21:25-26 donde añade el detalle de "y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas". Esta perplejidad indica la duda y ansiedad de los judíos, incertidumbre e inseguridad a causa del temor de la destrucción que en sus días se avecinaba.
17. El mar en el Antiguo Testamento es un símbolo de naciones alteradas y de la sociedad en alzada intranquilidad. Los gobiernos terrenales surgieron del mar. Jeremías registró que las naciones eran semejantes a aguas poderosas (Jeremías 46:7); cuando hubo tristeza en el mar hubo tristeza en la sociedad (Jeremías 49:23-24).
18. El mar agitado de Lucas incluye a la angustiada nación Judía la cual estaba en un estado constante de fundición durante el tiempo justo antes de su caída en el 70 d.C., De esta manera, todos los símbolos celestiales de Mateo y Lucas indican un juicio inminente y amenazante, no algo lejano en el futuro al final del tiempo hoy.

 


Tags: Estrellas

Publicado por UniversidadUPC @ 11:58
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios