Viernes, 02 de enero de 2009
1. Quién comprenda la naturaleza de la II venida de Cristo, se dará cuenta que las iglesias y apóstoles del primer siglo no esperaban a un Cristo fisico manifestandose por II vez en carne. Leemos en Mateo 24:30,31 "Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
2. La opinión mayoritaria de todos los predicadores de escatología e iglesias en el mundo entero -acerca de la naturaleza de la segunda venida de Cristo- es que su retorno es físico, visible o corporal a la tierra para que todo ojo lo pueda ver, pero ¿Es esta la opinión de la Biblia y de los escritores apóstoles del nuevo testamento? ¿Dónde enseña la Biblia que Jesús regresará físicamente a la tierra? Lo primero que los futuristas sacan a relucir para su apoyo a la venida física es Hechos 1:11 "los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo. El autor Lucas dice que Jesús fue tomado de los discípulos al cielo, ¿Qué fue lo que lo arrebató? El V:9 dice que fue la nube que le ocultó de sus ojos y la nube es símbolo de la presencia de Dios. La nube encapsuló a Cristo, lo encerró en sí mismo, lo ocultó de la vista humana.
3. Los dos varones con vestiduras blancas le dijeron "así vendrá", ¿Qué significa "así vendrá"?  El "así vendrá" estaba relacionado no con el cuerpo sino con la nube. Se fue en la nube, así vendrá en la nube. El pasaje no está enseñando una venida física de Cristo a la tierra. Es una venida en la nube. 
4. El pasaje de Mateo 24:23-26 nos puede ayudar a descubrir la naturaleza de la venida de Cristo, dice "Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. 24Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. 25Ya os lo he dicho antes. 26Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis". Fíjate, que la advertencia de Jesús a sus discípulos acerca de la llegada de Cristo era sobre el mirar. Les dijo que no le prestaran atención a los falsos señaladores de su venida, que estarían diciéndoles que miraran la llegada de Cristo en el desierto, o en los aposentos, o miradlo allá, no les creáis. !Te das cuenta! No era una llegada para verlo con ojos físicos. El no iba a llegar a un desierto ni a un aposento alto. Su llegada no estaba supeditada al ver, al ojo físico, al señalar un cuerpo aquí o allá. Entonces, el "así vendrá" de Hechos 1:11 no fue una venida física o corporal, porque Dios no estableció que la venida del Hijo del Hombre fuera de esa naturaleza.
5. ¿Por qué alguien en Mateo 24:23-26 pudo o podía hacer una señalamiento físico de la venida física de Cristo? Porque su venida no iba a ser visible, sin embargo, sería visto. La mayoría de los predicadores futuristas ven la venida de manera física, pero el Señor Jesús les dice claramente que nadie podrá decir: aquí está el Cristo, o mirad allí está, es decir, no era una ubicación física, Lucas 17:23 dice "Y os dirán: Helo aquí, o helo allí. No vayáis, ni los sigáis ". Entonces, no sigas hoy en día esas predicaciones futuristas de una venida física, porque no existe en la Biblia. No sigas a esos falsos vaticinadores de fechas sobre la venida de Cristo, porque él ya vino en juicio no visible en el año 70 d.C. Para darle a Jerusalén retribución para que cumplan las cosas que de ella estaban escritas (Lucas 21:22).
6. Jesús explicó en Mateo 24:27 que su venida sería como el relámpago, dice "Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre ". Su venida sería como un rayo y un rayo en la Biblia es símbolo del juicio de Dios.  2 Samuel 22:15 dice "Envió sus saetas, y los dispersó; Y lanzó relámpagos, y los destruyó". Un rayo es la demostración de una tormenta sobre la tierra. Su venida fue así sobre la ciudad de Jerusalén en el año 70 d.C. Por medio de las legiones romanas. En Mateo 24:28 su venida también fue comparada con una ave de rapiña como las águilas buscando el cuerpo muerto. Esa águilas fueron las tropas romana buscando el cuerpo muerto de los habitanes de Jerusalén en el año 70 d.C.
7. Ahora, las figuras del relámpago y de las águilas fueron un indicio de gran tribulación. En el V:29 Jesús le dijo a sus díscipulos que inmediatamente después de la tribulación de aquellos días (no de nuestros días) porque esa tribulación estaba supeditada para que se cumpliera en aquella generación, V:34), entonces, inmediatamente cuatro cosas serían removidas de su lugar: el sol, la luna, las estrellas y las potencias de los cielos, esto fue lo que el autor de Hebreos 12:26-29 dijo que la voz del cielo iba a conmover hanciedole una remoción a las cosas movibles, para que quedaran las inconmovibles, para que todos los creyentes del primer siglo, recibieran un reino inconmovible, porque nuestro Dios es fuego consumidor.
8. Entonces, Jesús comparó en el primer siglo su venida con el relámpago, las águilas y la conmoción de las cosas movibles. La expresión "conmoción" es un indicador de grandes cambios hechos por Dios. Dios no conmovió para dejar intacto a lo mismo, sino para darle un cambio. Si los creyentes del primer siglo iban a recibir en su venida un reino inconmovible, ea porque Israel era un reino movible. Dios vino e hizo cambios. Él le quitó la naturaleza al reino de Israel que era de carácter físico, le hizo una conmoción, y le dio un cambio a reino inconmovible, celestial, espiritual o eterno.
9. En esa conmoción, ¿Qué hizo? Conmovió al sol de Israel, a la luna de Israel, a las estrellas de Israel, y a las potencias de Israel. Dios hizo esa remoción por medio de una gran tribulación aplicada por las legiones romanas. Jesís dijo en Mateo 24:21 que habría una gran tribulación que no tendría comparación con otra anterior aplicada a ninguna ciudad desde el principio del mundo hasta ahora que Jerusalén la iba a recibir, y dijo claramente "ni la habra´". Esta frase "ni la habrá" la colocó después del V:34 es decir, después del pasar de la gran tribulación del año 70 d.C. Donde con este evento todo en israel fue removido de su lugar (sacerodico, judaísmo, templo y ciudad), porque Dios hizo grandes cambios espirituales a nuevo sacerdocio, nuevo Israel de Dios, nuevo tabernáculo y nueva Jerusalén, porque la naturaleza de todas estas cosas es espiritual, 1 Corintios 15:46 dice que no fue primero en el plan de Dios, lo espiritual sino lo animal; luego, lo espiritual. Esto es lo que los amados futuristas no han visto ni entienden y así se van a quedar si no se sujetan a la palabra de los cumplimientos de Dios. Van a quedar esperando con ojos físicos a un Cristo que no vendrá porque ya vino, y todo ojo le vio por medio de la caída del templo, del judaísmo y de Jerusalén la del año 70. entonces, la gran tribulación no va a suceder en el futuro, porque ya sucedió en el pasado, cuando el viejo pacto terminó con la caída del templo de la ley.
10. El retorno de Cristo no fue físico en el año 70 d.C. ¿Qué sucedió con todos los judíos que al morir en el día de la matanza en Jerusalén, fueron llevados cautivos a todas las naciones bajo el dominio del imperio romano? Mateo 24:30 dice que al ver la señal, todas las tribus de la tierra (de Judea) se lamentaron, sus ojos vieron a su santuario y ciudad destruida por los romanos y lloraron, como siguen llorando actualmente en el muro de los lamentos en la ciudad no santa de Jerusalén que es una ciudad como la ciudad de Cali, que lo único que tiene como centro de atención turistica son los lugares historicos de la vida de Jesús y sus apóstoles.
11. ¿Cuándo se lamentarias todos los cautivos? Inmediatamente después de la venida del Hijo del Hombre que estuvo relacionada con la caída del templo y Jerusalén. La señal del Hijo del Hombre que se vio en el 70 fue la gran tribulación para la caída de Jerusalén y para el sentarse del Hijo del Hombre a la diestra de Dios su Padre. Una señal es un signo y ese fue la gran tribulación.
12. Para los padres de la iglesia como Jeronimo, Crisostomo, Agustin y Erasmo la señal era una enorme cruz luminosa en el firmamento. Otros creyeron en el segundo siglo que sería volver a ver de neuvo la estrella que alumbró el nacimiento de Jesús. Algunos dispensacionalistas creen que la señal o el signo es el descenso de la nueva Jerusalén que quedará suspendida en el cielo como una ciudad luz. Para  el futurista Hal Lindsey es una gigantesca nube luminosa que proyectara el rostro de Jesús. Para algunos evangelicos es ver el cuerpo de Jesús en el cielo con los agujeros que le hicieron en la cruz. !Te das cuenta! Se siguen inventando e imaginando signos y señales de su venida, cuando bíblica e historicamente fue la caída de Jerusalén.
13. ¿Quiénes son los que preguntan a Jesús sobre la señal de su venida en Mateo 24:3? Son sus díscipulos. Nosotros no le preguntamos a Jesús por la señal, fueron ellos porque la señal era para que sus discìpulos la vieran en su generación. Mateo 24:30 nos habla de "señal en el cielo" y nubes del cielo" ¿Cómo se explica esto, si la caída de Jerusalén fue en la tierra? Observa que pasó en Daniel 7:13,14 cuando con las nubes del cielo vino el Hijo del Hombre hasta el Anciano de días? Dios que al venir le fue dado dominio eterno, gloria y reino que no será destruido. Luego en el V:18 dice "Después recibirán el reino los santos del Altísimo? ¿Cuándo los creyentes del primer siglo recibieron el reino inconmovible en Hebreos 12:26-29? Cuando Dios conmovio todas las cosas de Israel con fuego consumidor por medio de las legiones romanas. Entonces, cuando Jerusalén y el templo cayeron en la tierra, en el cielo el Hijo del Hombre estaba recibiendo el dominio eterno, la gloria y el reino y a su vez todos los creyentes del primer siglo estaba recibiendo el reino inconmovible, cumpliendose la profecía de Daniel 7:18 que dice "Después recibirán el reino los santos del Altísimo". La caída del templo y de Jerusalén fue el signo o la señal cumplida de Daniel 7:13,14,18.
14. El apóstol Pedro en el día de pentecostés le anunció en Hechos 2:30 a toda la casa de Israel presente en esa fiesta judía, que Dios levantaría al Cristo para que se sentase en su trono. Toda vez que Dios cumplió una misión en la tierra, hubo un sentarse en el trono. En Efesios 2:6 cuando Cristo murió y resucitó, Pablo testifica que juntamente con Cristo nos hizo sentar en los lugares celestiales. ¿Cuándo se sentó la iglesia en esos lugares celestiales? Cuando se cumplió la misión de la muerte y de la resurrección de Cristo. ¿Cuándo se sentó el Cristo en su trono? Cuando se cumplió la misión del juicio sobre el santurio y la ciudad de Jerusalén, esto es lo que significa "La señal del Hijo del Hombre en el cielo".
15. ¿Por qué Cristo no se podía sentar en el trono de su Padre hasta que se diera la señal del Hijo del Hombre? Porque en Hechos 3:20,21 Pedro le dijo a los judíos que Dios iba a enviar a Jesucristo, pero era necesario que el cielo lo recibiera hasta los tiempos de la restaruación de todas las cosas. El cielo retuvo a Jesucristo por 36 ½ años que fue el tiempo transcurrido entre el año 33 ½ la muerte, resurrección y ascención de Cristo y el año 70 d.C. Cuando se prudujo la caída de Jerusalén. Al cumplirse la señal, el Hijo se sentó en el trono de su Padre y ahí se le dio el dominio eterno, la gloria y el reino indestructible.
16. En Mateo 26:63,64 cuando Caífás declaró de blasfemo a Jesús, porque él afirmó ser el Cristo, el Señor le respondió: desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo. Estas fueron las mismas palabra que Jesús le dijo a sus díscipulos en Mateo 24:30 "Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria". En la caída de Jerusalén, tanto Caifás como las tribus de Israel, como los discípulos vieron sentarse al Hijo del Hombre a la diestra del poder de Dios, cuando les vino en las nubes del cielo.
17. El venir sobre las nubes del cielo fue salvación para sus escogidos y juicio para sus enemigos. El venir sobre nubes fue una indicación de la presencia de Dios en poder y gloria. En Exodo 16:9,10 Aarón le dijo a toda la congregación de los hijos de Israel que se acercaran a la presencia de Jehová...y miraron hacia el desierto, y he aquí la gloria de Jehová apareció en la nube y Jehová habló. La nube era la presencia y la voz de Dios.
18. En Exodo 34:5 leemos "Y Jehová descendió en la nube, y estuvo Moisés allí con él, proclamando el nombre de Jehová". En Levítico 16:2 leemos "Yo apareceré en la nube sobre el propiciatorio". Leemos en el Salmo 18:12 "Por el resplandor de su presencia, sus nubes pasaron...". La idea de la nube no sólo estaba supeditada a la presencia y a la gloria o poder de Dios, sino también a su sentencia sobre sus enemigos.
19. Isaías 19:1 dice "Profecía sobre Egipto. He aquí que Jehová monta sobre una ligera nube, y entrará en Egipto; y los ídolos de Egipto temblarán delante de él, y desfallecerá el corazón de los egipcios dentro de ellos. 2Levantaré egipcios contra egipcios, y cada uno peleará contra su hermano, cada uno contra su prójimo; ciudad contra ciudad, y reino contra reino ". Dios vino a Egipto en una nube para juicio de ese reino. Leemos en Nahúm 1:5 que Dios marchó en la tempestad y en el torbillino, y las nubes fueron el polvo de sus pies para destruir a Nínive, porque contra esa nación se llenó de indignación porque fueron sus adversarios o enemigos.  Entonces, Dios no bajo literalmente del cielo a destruir a Nínive, sino que los instrumentos para esa destrucción fueron los ejércitos invasores de los caldeos y los medos en el año 612 ad.C.
20. ¿Qué vamos comprendiendo en las palabras de Jesús cuando dijo que el Hijo del Hombre vendría sobre las nubes del cielo? Que cuando Jesús dijo que vendría sobre las nubes del cielo, estaba usando el mismo lenguaje apocalíptico de los antiguos profetas para identificar a sí mismo a Israel como el Mesías y el Magistrado o juez. Su venida con las nubes fue la prueba de Su sentarse a la diestra del poder de Dios.
21. Juan testifica en Apocalipsis 1:7 que Jesús estaría llegando "pronto" y "rápidamente" y que los "Judios," los que le traspasaron, llorarían en Su venida, el texto dice "He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén" . La idea de "ver" aquí no es de ver algo físicamente, sino "para reconocer, o estar plenamente conscientes o percibir algo que iba a producir una sacudida tan violenta en lo profundo de sus corazones, que las tribus de Israel o los judíos harían una tremenda lamentación. Ellos se lamentaron por una destrucción que hubo en su generación como fue la caída de todo sus sistema religioso. El llorar de todas las tribus de Israel fue una manifestación de la venida del Hijo del Hombre. El les vino a los judíos incredulos no en gloria sino en juicio. Pablo le dijo a lo santos en Tesalonica en 2 Tesalonicenses 1:10 que la venida del Señor para ellos sería en gloria, donde en glloria no se lamenta sino que se goza, el texto dice: "Cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros) ".
22. Entonces, vamos concretando que la naturaleza de la segunda venida de Cristo no fue en persona sino en el poder de su ira de venganza para la nación judía que fue una señal o  signo y prueba de su venida. El lenguaje profético del Antiguo Testamento muestra claramente que el Señor "viniendo en una nube" habló de Su venida en sentencia sobre sus enemigos. Y eso fue exactamente lo que significó en el Nuevo Testamento cuando se habló de Cristo viniendo sobre las nubes del cielo. 
23. La gente en el primer siglo lo vio venir en juicio, porque no se trataba de un aspecto visible de Cristo en persona, no era necesario que bajara visiblemente, pues, si hubiera bajado corporalmente en el año 70 d.C. Se hubiese tenido que ir por segunda vez, porque cuando todo fue cumplido, se sentó a la diestra de Dios mismo y ahí está sentado en dominio eterno, en gloria eterna y en reino eterno y nunca más de ahí se levantará, él ya es rey sobre toda esa dimensión celestial.

Tags: Naturaleza

Publicado por UniversidadUPC @ 9:28
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios