Viernes, 02 de enero de 2009
1. ¿Vino Cristo en el año 70 d.C.? ¿Cuál fue la generación que vio el apocalipsis?
 Uno como estudiante de la Biblia, para poder entender lo que en cada texto y contexto se dice, debe estar en la mente y en el escenario del autor del libro o del escrito y por supuesto debe tener claridad a quién se le está escribiendo y que connotaciones benéficas (sus efectos) son para nosotros hoy en día.
2. Leemos en Mateo 24:34 que el Señor Jesús le dijo a sus discípulos De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. La señal de la higuera en el V:32 dio por sentado "cuando" vendría Jesús para dar juicio a la nación adúltera de Israel. A darles la señal de la higuera les dice a sus discípulos: "Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas".
3. La aseveración clave de Mateo 24:34, es  que todas esas cosas que Él ha mencionado en el capítulo 24 como "señales", pasarían en "aquella generación" (no en la nuestra) y eso incluyó por supuesto Su Segunda Venida.
4. Muchos predicadores y escritores de escatológia futurista se niegan a aceptar la promesa de Jesús para Sus discípulos, se justifican en decir que Jesús no quiso decir "generación" sino que quiso decir  "raza" y basados en "raza" es que siguen sosteniendo sus falsos argumentos Dispensacionalistas acerca de los dos programas de Dios uno para Israel y otro para la Iglesia; dicen que Jesús lo quiso decir fue  "no pasará esta raza??? Hasta que todo esto acontezca", pero la palabra griega usada para generación en Mateo 24:34 es "genea" (Strong's 1074), estos son algunos versos en que es usado el vocablo griego "genea" para indicar generación y no raza:
a. Mateo 11:16-17; Mas ¿a qué compararé esta generación (genea)? Es semejante a los muchachos que se sientan en las plazas, y dan voces a sus compañeros, 17diciendo: Os tocamos flauta, y no bailasteis; os endechamos, y no lamentasteis
b. Mateo 12:39; El respondió y les dijo: La generación (genea) mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás.
c. Mateo 17:17; Respondiendo Jesús, dijo: ¡Oh generación (genea) incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo acá.
d. Mateo 23:35-36; para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar. 36De cierto os digo que todo esto vendrá sobre esta generación (genea).
e. Marcos 8:38; Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación (genea) adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles.
f. Lucas 17:24-25; Porque como el relámpago que al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro, así también será el Hijo del Hombre en su día. Pero primero es necesario que padezca mucho, y sea desechado por esta generación (genea).
g. Hechos 2:40; Y con otras muchas palabras testificaba y los exhortaba, diciendo: -Sed salvos de ESTA PERVERSA GENERACION (genea).
h. Hechos 8:33; En su humillación no se le hizo justicia; Mas su generación (genea), ¿quién la contará? Porque fue quitada de la tierra su vida.
i. Filipenses 2:15; para que seáis irreprochables y sencillos, hijos de Dios sin mancha EN MEDIO DE UNA GENERACION (genea) MALIGNA Y PERVERSA, EN MEDIO DE LA CUAL RESPLANDECEIS como lumbreras en el mundo,
j. Hebreos 3:9-10; Donde me tentaron vuestros padres; me probaron, Y vieron mis obras cuarenta años. 10A causa de lo cual me disgusté contra esa generación (genea), Y dije: Siempre andan vagando en su corazón, Y no han conocido mis caminos.
5. Incluyó también el significado en hebreo de "generación" que nos brinda Moisés el escritor de Deuteronomio 32:5-6; "La corrupción no es suya; de sus hijos es la mancha, generación torcida y perversa. ¿Así pagáis a Jehová, pueblo loco e ignorante? ¿No es él tu padre, que te creó? Él te hizo y te estableció.
6. Entonces, generación en Mateo 24:34 es (genea), pero el término usado para "raza" en griego no es (genea) es "genos" (Strong's 1085) y se usa para decir linaje (Hechos 4:6)(7:13,19)(13:16)(17:28-29)(Filipenses 3:5)(1 Pedro 2:9)(Apocalipsis 22:16) y nación en (Marcos 7:26)(2 Corintios 11:26)(Gálatas 1:14).
7. Así que los amados Dispensacionalistas están súper equivocados sosteniendo una interpretación de "genos" reemplazada del original por "genea" que en Mateo 24:34 es el verdadero significado de "generación".
8. El gran juicio de Dios a través de señales vendría de manera inminente para aquella malvada generación entre el año 30 al 70 d.C. y el primero en anunciarlo fue Juan el Bautista en Mateo 3:7 "Al ver él que muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: ¡Generación (genea) de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera? Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no penséis decir dentro de vosotros mismos: A Abraham tenemos por padre; porque yo os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego.
9. Luego el Señor Jesús se hizo eco de este mismo mensaje de Juan Bautista en (Mateo 11:16-17)(12:39)(17:17)(23:35-36)(Marcos. 8:38)(Lucas 17:24-25), la nación de Israel se estaba preparando para recibir ese último juicio del 70 debido a la multitud de Sus pecados como nación escogida de Dios. Jesús mismo vendría por segunda vez en aquella generación para darles juicio y arrebatar a los que le esperaban (Hebreos 9:28).
10. Jesús quien hablaba a aquella generación que aún vivía, se refirió a ellos como peores que las generaciones anteriores de la nación de Israel; "¡Vosotros, pues, colmad la medida de vuestros padres!" (Mateo 23:32).
11. El historiador judío Flavio Josefo haciendo un relato que confirmó las palabras de Jesús dijo: "Prevalecía también lo que Dios tenía determinado, es a saber, que muriesen tanto los sin culpa e inocentes como los muy culpados, y que fuese la ciudad toda con todos los revolvedores destruida." "No podré contar particularmente las maldades de todos éstos, y para decir de lo mucho que querría lo menos que podré, no pienso que hubo ciudad en algún tiempo en todo el mundo que tal sufriese, ni creo que hubo nación en el mundo tan feroz y tan bastante para toda maldad y perversidad: maldecían también, finalmente, a los mismos judíos, por parecer menos impíos y menos malos contra los extranjeros; pero confesaron todavía lo que eran, es a saber, siervos, esclavos y gente bastarda, sin honra y sin nobleza; no judíos naturales, sino generación mala y muy perversa." "Ardiendo, pues, y quemándose Jerusalén, amaneció el día octavo del mes de septiembre, y si ésta se hubiera bien servido desde el tiempo que fue fundada de todos los bienes que Dios le había dado, así como se sirvió de tantas muertes cuantas experimentó, siendo cercada, hubiera sido ciertamente envidiada por todas las del universo: digna de tan grandes desdichas, no ciertamente por otra cosa, sino por haber engendrado y sufrido dentro de sí generación tal, y tan perversa, que le causase tal y tan grande destrucción.".
12. Esto también lo confirmó Eusebio de Cesarea acerca de las predicciones de Jesús en Mateo 24 para aquella generación: "Cualquiera que compare las palabras de nuestro Salvador con el resto del registro del historiador de la guerra no puede dejar de sentirse asombrado ni puede dejar de confesar el carácter divino de la predicción del Salvador. En cuanto a lo que sucedió a la nación entera después de la pasión del Salvador y de lo que el populacho pidiera la liberación del bandido asesino y la muerte del autor de la vida, no hay necesidad de añadir a los registros. Pero estaría bien añadir hechos que mostrasen la bondad de una Providencia llena de gracia al retardar la destrucción de los judíos durante 40 años después de su crimen contra Cristo. Todo aquel tiempo, la mayoría de los apóstoles, incluyendo el primer obispo, el mismo Jacobo, llamado el hermano del Señor, estaban aún vivos, y el hecho de que se quedasen en la ciudad constituía una poderosa protección para el lugar. Porque Dios seguía manifestando su paciencia, esperando que se arrepintiesen de sus malas obras y que alcanzasen el perdón y la salvación, pero enviando también milagrosas advertencias de lo que iba a suceder si no se arrepentían."
13. Cuarenta años dice Eusebio que Dios retardó la destrucción de la nación y son precisamente cuarenta la cantidad de años de que se compone una generación. Por otro lado es importante notar que Eusebio dice que Dios manifestando su paciencia esperaba que aquella generación se arrepintiera y salvara.
14. Esta misma era la esperanza del apóstol Pedro, cuando escribió en 2 Pedro 3:9-10 que Dios era paciente para que ninguno pereciera y procedieran al arrepentimiento, Pedro anhelaba la venida de Jesús y los exhortaba a no tomar por tardanza la venida. El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. 10Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche. Entonces los cielos pasarán con gran estruendo, los elementos ardiendo serán deshechos y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. De esta manera Pedro también profetiza cual sería el fin de aquel gobierno al que él llama cielos y tierra.
15. En conclusión ellos mismos echaron sobre sí la sentencia del último juicio cuando negaron a Jesús como su Rey y prefirieron a Barrabás; "Su sangre sea sobre nosotros, y sobre nuestros hijos." -Mateo 27:24- Viendo Pilatos que nada adelantaba, sino que se hacía más alboroto, tomó agua y se lavó las manos delante del pueblo, diciendo: Inocente soy yo de la sangre de este justo; allá vosotros. 25Y respondiendo todo el pueblo, dijo: Su sangre sea sobre nosotros, y sobre nuestros hijos.
16. Toda la predicación de Juan el Bautista, de Jesús y sus parábolas, giraron en torno a este verso "no pasará esta generación (genea) hasta que todo esto acontezca". Jesús habló de juicio a su generación, generación que duró cuarenta años (del 30 al año 70 d.C.), tal y como Él lo dijo.
17. Los testimonios del historiador romano Tácito y del historiador judío Josefo fueron prueba irrefutable de que Jesús no mintió de que en "aquella generación" pasarían esas cosas o señales de Mateo 24 incluyendo su Segunda Venida.
18. Eusebio de Cesarea, Obispo Cristiano, durante la época de Constantino (año 313) d.C.) el primer Emperador que aceptó el cristianismo, da testimonio de que todo lo dicho por Flavio Josefo en su libro "Las guerras de los judíos" es fiel y verdadero.
19. ¿Quién motivó a los discípulos a esperar la Segunda Venida durante aquella generación?: Las epístolas son el poderoso testigo fiel acerca de cómo los discípulos de Jesús estuvieron atentos en todo tiempo a la Segunda Venida de su Maestro. Y mientras más se acercaba el tiempo mas ellos hablaban de la inminencia de la misma. Pedro, Juan, Santiago y Pablo esperaban la inminente venida de Jesús durante sus vidas. Pero ¿Qué razón hubo para que los discípulos esperaran esa venida en sus vidas o generación? ¿Quién o qué los motivó a esperar al Mesías en su propio ambiente, tiempo, y generación? Jesús mismo provocó ese deseo en ellos, leemos en:
a. Mateo 10:22-23 "Seréis odiados por todos por causa de mi nombre; pero el que persevere hasta el fin, este será salvo.23 Cuando os persigan en una ciudad, huid a otra. De cierto os digo que no acabaréis de recorrer todas las ciudades de Israel antes que venga el Hijo del hombre.
b. Mateo 16:27-28; porque el Hijo del hombre vendrá en la gloria de su Padre, con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras.28 De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí que no gustarán la muerte hasta que hayan visto al Hijo del hombre viniendo en su Reino.
c. Mateo 24:33-35; Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas.34 De cierto os digo que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
d. Mateo 26:63-64; Pero Jesús callaba. Entonces el Sumo sacerdote le dijo: -Te conjuro por el Dios viviente que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios. 64 Jesús le dijo: -Tú lo has dicho. Y además os digo que desde ahora veréis al Hijo del hombre sentado a la diestra del poder de Dios y viniendo en las nubes del cielo.
e. Juan 14:1-3; "No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.3 Y si me voy y os preparo lugar, vendré otra vez y os tomaré a mí mismo, para que donde yo esté, vosotros también estéis.
f. Juan 14:18-20; "No os dejaré huérfanos; volveré a vosotros.19 Todavía un poco, y el mundo no me verá más, pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis.20 En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí y yo en vosotros.
g. Juan 14:22-28; Le dijo Judas (no el Iscariote):-Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros y no al mundo? 23 Respondió Jesús y le dijo:-El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada con él. El que no me ama no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió.  "Os he dicho estas cosas estando con vosotros. Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas y os recordará todo lo que yo os he dicho.  "La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo. Habéis oído que yo os he dicho: "Voy, y vuelvo a vosotros". Si me amarais, os habríais regocijado, porque he dicho que voy al Padre, porque el Padre mayor es que yo.
h. Juan 21:20-24; Volviéndose Pedro, vio que los seguía el discípulo a quien amaba Jesús, el mismo que en la cena se había recostado al lado de él y le había dicho: "Señor, ¿quién es el que te ha de entregar?". Cuando Pedro lo vio, dijo a Jesús:-Señor, ¿y qué de este? Jesús le dijo:-Si quiero que él quede hasta que yo vuelva, ¿qué a ti? Sígueme tú. Se extendió entonces entre los hermanos el rumor de que aquel discípulo no moriría. Pero Jesús no le dijo que no moriría, sino: "Si quiero que él quede hasta que yo vuelva, ¿qué a ti?". Este es el discípulo que da testimonio de estas cosas, y escribió estas cosas; y sabemos que su testimonio es verdadero.
20. Los pasajes leídos anteriormente, siendo debidamente fijados en el tiempo y espacio en que fueron escritos, nos indican que los apóstoles esperaban la segunda venida inminente de Jesús para sus vidas. Y esperaban esa venida, porque Jesús mismo les exhortó a anhelarla creando en sus corazones esa maravillosa expectativa.
21. La esperaban porque en medio de tan grande tribulación su venida significaba el eterno bálsamo para sus vidas que estaban sofocadas por la persecución romana, sería el premio por haber aguardado pacientemente su Palabra de verdad en aquella malvada generación. Jesús habló a los hombres que Él mismo discípulo, le habló de su venida a la "generación" que fue el auditorio del primer siglo en Palestina, él no estaba hablando de su venida para un auditorio post siguiente después de aquella generación del 70 d.C.
23. El Señor le cumplió a ese auditorio lo que les prometió, predijo y profetizó. El a ninguno de ellos les mintió, dejándolos en espera de algo que ellos no verían en su generación. Ellos vivieron las señales predichas en Mateo 24 el sermón del monte. Jesús SI cumplíos su palabra. lo que fijo lo cumplió con la más segura finalidad.
24. Todos ellos (apóstoles originales) como Juan, Pablo, Pedro, Lucas, Mateo, Santiago, etc., esperaron la pronta venida de su Mesías, y como a esa expectativa fue a lo que Jesús los exhortó; ciertamente les vino en aquella su generación. La venida de Cristo no fue para nuestra generación. Para nosotros, fueron todas las connotaciones espirituales de aquellos cumplimientos, por ejemplo: La connotación de Apocalipsis 21:1 es para nosotros "cielos nuevos" "nueva Jerusalén" "nuevo tabernáculo de Dios con los hombres en espíritu no en templos hechos por manos humanas" etc. Estamos en la era de un cielo nuevo. 
25. El término "pronto" referido a su segunda venida, no fue engaño para aquellos discípulos, fue una esperanza cumplida, una ilusión realizada, una escatológia consumada. Los que te tienen la cabeza en confusión, terror apocalíptico son todos esos predicadores de radio, de campañas evangelísticas y de televisión diciendo que esperes al Señor cuando El ya vino a tu vida y debido a su cumplimiento es por eso, que estás reinando en vida y libertad a eternidad.
26. El autor de Hebreos 12:14 le dijo a los amados hebreos cristianizados que siguieran la paz y la santidad, sin la cual nadie vería al Señor. En santidad vieron su segunda venida. EL autor de Hebreos no los engañó. 
27. Observa algunos pasajes que esperaban la Segunda Venida en su vida en aquella misma generación del 70.
a. Romanos 13:12; La noche (persecución) está avanzada y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas y vistámonos las armas de la luz.
b. Romanos 16:20; Y el Dios de paz aplastará muy pronto a Satanás (judaísmo opositor al cristianismo de Jesús) bajo vuestros pies. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros.
c. Filipenses 4:5; Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.
d. 1 Corintios 1:7-8; de tal manera que nada os falta en ningún don mientras esperáis la manifestación de nuestro Señor Jesucristo; el cual también os mantendrá firmes hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo.
e. 1 Corintios 4:4 Aunque de nada tengo mala conciencia, no por eso soy justificado; pero el que me juzga es el Señor. Así que no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas y manifestará las intenciones de los corazones. Entonces, cada uno recibirá su alabanza de Dios.
f. 1 Corintios 7:29-31; Pero esto digo, hermanos: que el tiempo es corto. Resta, pues, que los que tienen esposa sean como si no la tuvieran; los que lloran, como si no lloraran; los que se alegran, como si no se alegraran; los que compran, como si no poseyeran,  y los que disfrutan de este mundo, como si no lo disfrutaran, porque la apariencia de este mundo es pasajera.
g. 1 Corintios 15:23; Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.
h. 1 Tesalonicenses 2:19; Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de que me gloríe? ¿No lo sois vosotros, delante de nuestro Señor Jesucristo, en su venida?
i. 1 Tesalonicenses 3:13; para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.
j. 1 Tesalonicenses 4:15; Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.
k. 1 Tesalonicenses 5:23; Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.
l. 2 Tesalonicenses 2:1; Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos,
ll. 1 Timoteo 6:14; que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo.
m. Hebreos 1:1-2; Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos últimos días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo y por quien asimismo hizo el universo.
n. Hebreos 9:26-27; De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los tiempos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado. Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,
ñ. Hebreos 9:28 "...Y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan"
o. Hebreos 10:24-25; Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras,  no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.
p. Hebreos 10:36-37 "Porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa. Porque aún un poquito, Y el que ha de venir vendrá, y no tardará.
q. Santiago 5:7-9 "Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía. Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca. Hermanos, no os quejéis unos contra otros, para que no seáis condenados; he aquí, el juez está delante de la puerta.
r. 1 Pedro 4:7; Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración.
rr. Judas 14 "De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares, para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él. Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho. Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueron dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo; los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos. Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu.
s. 2 Pedro 1:16; Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad.
t. 2 Pedro 3:4; y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación.
u. Santiago 5:7-9 "Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto.
v. 2 Pedro 3:9-12; El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!
w. 1 Juan 2:17-19: Y el mundo pasa, y sus deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. Hijitos, ya es el último tiempo. Según vosotros oísteis que el Anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo. Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros, porque si hubieran sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestara que no todos son de nosotros.
28. !Que tremendas pruebas bíblicas de su venida en su generación! Todos los escritores apóstoles del nuevo testamento como Pablo, Pedro, Judas, Santiago, el autor de Hebreos y Juan creyeron y escribieron la segunda venida de Cristo en su generación y sus lectores (las iglesias del primer siglo) estuvieron juntamente con ellos "aguardando" en gloriosa expectativa, la maravillosa venida de su Mesías en aquella su generación. ¿Qué fue lo que todos ellos creyeron? Que la segunda venida tendría lugar dentro de los límites de Su generación que existía entonces.
29. Es más, el Señor Jesús le había pre-dicho a su discípulo amado Juan que él estaría vivo hasta que el viniera por Segunda Vez, lo leemos en Juan 21:20 "Volviéndose Pedro, vio que les seguía el discípulo a quien amaba Jesús, el mismo que en la cena se había recostado al lado de él, y le había dicho: Señor, ¿quién es el que te ha de entregar? Cuando Pedro le vio, dijo a Jesús: Señor, ¿y qué de éste? Jesús le dijo: Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿qué a ti? Sígueme tú. Este dicho se extendió entonces entre los hermanos, que aquel discípulo no moriría". Pero Jesús no le dijo que no moriría, sino: Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿qué a ti? Este es el discípulo que da testimonio de estas cosas, y escribió estas cosas; y sabemos que su testimonio es verdadero".
30. !Te das cuenta! Los discípulos creían que Juan no moriría, pero eso no fue lo dicho por Jesús. Lo que él les dijo fue que el amado Juan permanecería vivo hasta Su venida en el año 70 d.C. y así se cumplió (lea el estudio "Juan no fue apóstol post 70").
31. Entonces, el Señor Jesús preservó a Juan durante la Gran Tribulación y Él mismo le dio la visión de Apocalipsis, en ese libro Jesús le advierte a sus santos la persecución de que serían objeto primeramente por parte de los judíos y por Roma, y la inminente venida del Señor en juicio con fuego para su pueblo infiel en el año 70.
32. Apocalipsis también les dio mucho aliento a las 7 iglesias del Asia menor, revelando por anticipado el triunfo del Cordero sobre los poderes de las tinieblas (judaísmo y romanismo) y el establecimiento de su reino espiritual en la tierra a partir del año 70. La Biblia Plenitud y la Biblia de Ginebra sostienen que la evidencia interna del Apocalipsis se dio o fue escrito antes del año 70 d.C. para poder cumplir las profecías de carácter inminente expuestas allí.
Amado: Declaro que tus ojos te han sido alumbrados para reinar en vida y libertad de tanto terrorismo apocalíptico que los Dispensacionalistas y futuristas te han creado. Ya estamos viviendo en un reino que no tiene fin. Tú eres eterno aun antes de morir físicamente.  Tu misión es el amor incondicional.

Tags: Generación

Publicado por UniversidadUPC @ 9:24
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por PalabraJonas
Lunes, 28 de febrero de 2011 | 8:16
Puedes entonces explicar todo el resto del Apocalipsis si ya la segunda venida fue en el año 70?: plagas y desastres para casi toda la humanidad, reinado de 1000 años, etc Gracias