Jueves, 01 de enero de 2009
1. Dice Zacarías 3:9 "Porque he aquí aquella piedra que puse delante de Josué; sobre esta única piedra hay siete ojos; he aquí yo grabaré su escultura, dice Jehová de los ejércitos, y quitaré el pecado de la tierra en un día. 
2. Estaba profetizado por Zacarías que un día establecido en el decreto de Dios, El quitaría de en medio el pecado o el obstáculo que le impedía al hombre una directa reconciliación o amistad con él. Pecar significa transgredir la ley o la palabra.
3. ¿Por qué era necesario quitar de en medio el pecado? Porque Pablo dice en Romanos 5:12,21 que el pecado entró en el mundo por Adán y ese pecado reinó para muerte. Cuando Adán cayó, comenzó el pecado. Cuando Adán pecó, todos pecaron hasta Cristo, el Cordero que quitó de en medio el pecado en la consumación de los siglos de la ley (Hebreos 9:26)
mos, porque él fue la cabeza federal del mundo. Toda la raza humana o los que en Adán murieron estuvieron bajo pecado de condenación (Romanos 5:16). Lo que Adán hizo le fue transferido a la raza humana hasta Cristo que con su sacrificio eliminó esa transferencia.
4. Romanos 5:14 dice que Adán fue la figura del que había de venir a quitar el pecado del mundo y ese es el Cristo del cuál Juan lo vio como el Cordero de Dios que en Juan 1:29 quitaría el pecado del mundo. Siempre hay que recordar cuándo fue que lo quitó de en medio.
5. Para que Dios pudiera quitar el pecado en un día, necesitaba de un Cordero hombre sin pecado y ese fue el Cordero que le convenía al hombre antes de la cruz: Santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores (Hebreos 7:26). Este fue el Verbo que siendo Dios se hizo carne y habitó entre los hombres antes de la cruz, para quitar de en medio el pecado en la consumación de los siglos de la ley (Juan 1:14).
6. Cómo Adán fue figura de Cristo, entonces, por Adán entró el pecado y por Cristo ese mismo pecado salió del mundo. En el lenguaje de las figuras Adán y Cristo, Pablo dice en Romanos 5:15 que "Por la transgresión de Adán todos murieron a Dios; pero por la gracia de Jesucristo abundó el don de Dios". Por un solo pecado, el juicio vino al mundo para condenación; pero por causa de muchas transgresiones vino Cristo para justificación (Romanos 5:16).
7. Cuando Cristo quitó el pecado, también y al mismo tiempo quitó de en medio el juicio para condenación, pecado quitado, salvación asegurada para los que estuvieron bajo la maldición de la ley, porque la gracia salvaba de esa maldición (Gálatas 3:13). Pablo siguiendo en el lenguaje de las figuras Adán y Cristo, dice en Romanos 5:17 que por la transgresión de Adán reinó la muerte; pero reinarían en vida por Jesucristo, los Que reciben la abundancia de la gracia. Era necesario que Cristo quitara el pecado para poder que las iglesias del primer siglo reinaran en vida y libertad.
8. Por la transgresión de Adán vino la condenación a todos los hombres; pero por la justicia de Cristo vino a todos los hombres la justificación (Romanos 5:18). No existe ningún hombre en el planeta tierra que no tenga la posibilidad de ser conscientizado de que ya fue justificado, ¿Por qué lo puede lograr? Porque el pecado fue quitado.
9. Por la desobediencia de Adán todos los hombres fueron constituidos pecadores hasta que Cristo que constituyó justos por medio de su sangre derramada, eso quiere decir, que el pecado fue una constitución o un ley implantada; pero por la obediencia de Cristo todos los hombres que él reconciliño fueron constituidos justos delante de Dios (Romanos 5:19). Al ser quitado el pecado, aquella constitución fue eliminada.
10. Al ser quitado el pecado era necesario también quitar la ley de en medio. Pablo dice en Romanos 5:20 que la ley se introdujo para que el pecado abundase. La ley "no comerás" de Génesis 2:17 produjo en Eva toda codicia en Génesis 3:16 "Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la Sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella" y el mandamiento que le fue dado para vida, les resultó a ellos para muerte (Romanos 7:7,8). La ley "no comerás" fue la causante de toda codicia. Eva tuvo la capacidad de frenar el impulso de la codicia o avanzar hacia el alcance de esa codicia, porque fue creada con esa capacidad que fue libre y mutable
11. Pablo dice en Romanos 5:13 que antes de la ley oficial dada a Moisés en el Sinaí había pecado en el mundo, eso quiere decir, que aunque la ley del Sinaí con sus mandamientos específicos, no existía en la era Adán como ley codificada. Sin embargo había una ley con la muerte como castigo para todos los transgresores. Si había ley había pecado. Si en la era Adán a Moisés no hubiera habido ley no habría habido pecado ni justicia que aplicar a los pecadores de aquel entonces.
12. La ley vino para aguzar el conocimiento del pecado. La ley trabajó como una enorme lupa para que el hombre al verse esos inmensos pecados, esto lo impulsara hacia Cristo el Salvador de la maldición de la ley. La ley como instrumento o lupa no aumenta el número de manchas sucias, lo que ella hace es que se destaquen, se vean más claramente o se revelen mucho más que a una simple vista.
13. La ley hizo que el pecado se destacara en todas sus ramificaciones (Romanos 3:20)(Gálatas 3:19). El pecador al ver sus enormes pecados bajo la lupa de la ley, concluía que no podía vencer al pecado y es aquí donde el ruega por la manifestación de la gracia de Dios.
14. Por eso, Pablo dice en Romanos 5:20 que donde abundó el pecado, por cuanto la lupa de la ley los sacó a la luz pública, sobreabundó la gracia de Dios. Pecado y gracia no son dos fuerzas iguales, porque cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia, eso quiere decir, que la gracia es superlativa. Pablo dice en Romanos 5:21 que el pecado reinó para muerte, así también la gracia reinó para vida eterna por Jesucristo.
15. En Adán todos cayeron, pero en Cristo todos reinaron. En Adán vino la culpa, pero en Cristo la disculpa o la liberación de esa culpa. Pero, ¿Qué tuvo que hacer Cristo para que las iglesias del primer siglo reináran en vida y libertad? Hebreos 9:26 dice "De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la Consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado". Antes de la cruz, predominaban los siglos de la ley y dentro de esos siglos, reinaba lo que Pablo llamó en Gálatas 1:4 "el presente siglo malo" del judaísmo.
16. En la "consumación de los siglos", Cristo se presentó en sacrificio, en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne, para quitar de en medio el pecado (Romanos 8:3). Pecado quitado, siglos de ley consumados. De la cruz para acá, hoy y ahora, ya no estamos en ley, ni en pecado, ni en condenación, ni en juicio, ni en muerte, ni en infierno, ni en 666, ni en Adán, ni en Moisés, ni en ritos, rótulos ni rudimentos.
19. Entonces, ¿En qué estamos por efecto? Pablo dijo en Efesios 2:5,6 que estamos sentados con Cristo en los lugares celestiales, mostrando en los siglos venideros las abundantes riquezas de Su gracia. Los siglos de ley ya fueron consumados y eso quiere decir, que el poder del pecado que fue la ley también fue quitado de en medio. No existen los siglos de la ley.
Publicado por UniversidadUPC @ 18:42
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios